Eje VI. Crisis de la salud de la juventud mexicana y la destrucción del ambiente para las generaciones futuras

VI.I Introducción

La afectación de la salud de la juventud mexicana, hoy en estado de crisis, se puede atribuir a diversos factores relacionados a políticas neoliberales, la contradicción producción-consumo y el deterioro cultural ya mencionados en ejes anteriores. Así como se demostró en los ejes campo y ciudad, existe una contradicción producción-consumo en la cual los campesinos, que históricamente han producido los alimentos y el abastecimiento para las grandes ciudades, son los que carecen de los medios de subsistencia básica, padeciendo de desnutrición y hambre –principalmente en los niños campesinos– con sus consecuentes efectos adversos en crecimiento, desarrollo, inmunidad, entre otras funciones vitales.

En relación a lo mencionado en el eje económico, la liberación económica tras el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que permitió, de un lado, la entrada de grandes cantidades de comida chatarra y de otro, condiciones laborales adversas (precarización de salarios, duración de jornadas laborales, etc.) que fomentan el consumo de alimentos de bajo valor nutricional factores de riesgo importantes para enfermedades crónico-degenerativas tales como la obesidad y la diabetes que se han aumentado en la población juvenil de forma exponencial en últimos años. Otro factor relacionado a la reestructuración económica promovida por el TLCAN es el recorte del presupuesto de servicios médicos de primer nivel y hospitalarios en todo el país, en particular afectando la salud de jóvenes en zonas marginadas, negándonos el derecho a la salud tal como está estipulado en la Constitución mexicana. Por ejemplo, entre 2005 y 2010 los sistemas de salud como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) redujeron su cobertura hacia los jóvenes de 71% a sólo el 44% del total de la población de este sector.

En cuanto al eje cultural, tradicionalmente han existido desde el periodo prehispánico varias prácticas de medicina tradicional a lo largo de la república. Hoy en día, la incursión de la industria farmacéutica junto con políticas gubernamentales han provocado la desaparición generalizada de esas tradiciones culturales, incluyendo intentos de criminalizar el uso de ciertas plantas medicinales; esto representa otro ataque al patrimonio cultural de las y los jóvenes mexicanos y de las generaciones futuras que afecta sus posibilidades de una salud plena e íntegra.

VI.II La devastación ambiental en México

El interés de extracción de recursos naturales e inversiones de empresas extranjeras en México se debe a que nuestro país es uno de los doce países con mayor biodiversidad en el mundo.1 No es coincidencia que en México las zonas con mayor diversidad biológica se empalmen con territorios de alta diversidad cultural, debido a que se han conservado gracias a las tradiciones y culturas indígenas como campesinas. Nuestro país posee riquezas inmensurables que nos ha convertido en una nación de gran importancia geopolítica para los grandes intereses capitalistas.

Parte importante de la devastación ambiental ha sido la modificación, promovida por empresas trasnacionales y el Estado mexicano, de leyes que antes buscaban mitigar las consecuencias negativas ambientales y sanitarias. Estas modificaciones incluyen la reforma al artículo 27 constitucional que como vimos en el eje de campo, ha acelerado la descampesinización del campo y la expansión de las ciudades. A través de este proceso de reestructuración económica facilitada a través de políticas gubernamentales, los recursos naturales, infraestructura, y los servicios públicos como la salud, se han puesto en disposición de intereses privados y no en función de los intereses del pueblo mexicano, afectando en particular la capacidad de la juventud mexicana para desarrollarse plenamente en las diversas esferas de la vida.

Otra parte fundamental ha sido la intensificación de actividades económicas como por ejemplo las de la industria petrolera, hidroeléctrica, inmobiliaria, constructora, automotriz, aeronáutica, química, farmacéutica, los proyectos mineros y la agricultura intensiva que han aumentado la contaminación con subsecuentes efectos adversos en la salud. Así como se explicará más adelante, la contaminación ambiental es particularmente perjudicial para las nuevas generaciones ya que los organismos de las y los jóvenes son más vulnerables ante los efectos tóxicos de los contaminantes además de contar con mayor tiempo de exposición.

La industrialización y urbanización características del nuevo modelo económico también son factores que promueven la pobre salud de la juventud mexicana a través el hacinamiento de las poblaciones y el acaparamiento de tierras. Los cambios en la geografía urbana y rural no sólo representan un factor de riesgo para enfermedades físicas sino también representan un daño potencial en la salud mental y emocional de las y los jóvenes ya que deben contar con espacios de recreación seguros y libres de contaminación para su desarrollo mental y cognitivo plenos. Como ejemplo de esto es el uso de Áreas Naturales Protegidas (ANP) como zonas de explotación ambiental, desarrollo de megaproyectos carreteros, mineros, construcción de hoteles y otras actividades que propician un acelerado cambio en el uso de suelo. Además del uso desmedido de tierra, el acceso de la juventud mexicana a fuentes no contaminadas de agua también se ve afectado por la sobreexplotación de acuíferos, manantiales y ríos. Aproximadamente el 70% de nuestros ríos están contaminados y corren el riesgo de desaparecer. Incluidos en éstos son las seis principales cuencas hídricas del país (Grijalva-Usumacinta, Coatzacoalcos, Papaloapan, Pánuco, Balsas y Lerma-Chapala-Santiago), las cuales son las más contaminadas del mundo. Además de la contaminación del agua, la construcción de presas y mega presas ha traído el desplazamiento de miles de personas de su lugar de origen, alteración de la diversidad y aglomeración de contaminantes y con ello fuertes focos de infección y riesgos a la salud.

La expansión de la agricultura industrial orientada a la exportación ha tenido un costo ambiental muy alto ya que utiliza una gran cantidad de agrotóxicos que traen serias consecuencias de contaminación del agua, la tierra y el aire y con ella en la salud de los campesinos y consumidores de los productos agrícolas. Además del uso desmedido de agroquímicos, las prácticas relacionadas a ese tipo de producción agrícola provocan la erosión de la tierra, fragmentación de los ecosistemas y deforestación por plantaciones de monocultivos. Ejemplo de este tipo de producción masiva es la de cereales para biocombustibles.

También se presenta una crisis generalizada por la gran acumulación de basura provocada por el ingreso incontrolado de mercancías, construcción de corredores industriales y de centros comerciales, además de los desechos hospitalarios, radioactivos y municipales. Cada año se generan 8 millones de toneladas de desechos peligrosos en México, siendo que sólo tiene capacidad de gestionar 1 millón de toneladas por año.

Del mismo modo los proyectos mineros han llevado a la destrucción y contaminación de miles de kilómetros de territorio por la masiva privatización y desnacionalización de tierras, el 30% del territorio nacional está concesionado a la minería, principalmente a la que ocurre a cielo abierto, la cual deforesta y destruye montañas mediante poderosas explosiones cotidianas que esparcen gases y partículas altamente tóxicas, que al contacto con la humedad del aire generan lluvia ácida, disloca los flujos subterráneos del agua, agota los manantiales, roba masivamente las aguas regionales contaminándolas con sustancias químicas nocivas, por el uso de cianuro que no está regulado enfermando a la vez a los trabajadores mineros y pueblos cercanos.

La contaminación generada por las infraestructuras petroleras ha sido durante décadas la mayor fuente de contaminación del país. La actual reforma a éste sector amenaza con intensificar las prácticas depredadoras, contaminantes y destructivas.

Aunado a todo lo anterior todos los sistemas de producción y extracción que ha favorecido el TLCAN exhiben condiciones laborales inhumanas, presentando altos niveles de accidentes y muertes industriales en ramas como la química, agroexportación, mineras, petroleras y alimentos.

Esta situación laboral inhumana combinada con el desastre ambiental generado por este tipo de industrias impuestas en el país, nos imposibilita como pueblo mexicano desarrollarnos de manera plena individual y colectivamente. Las condiciones generadas por el desastre ambiental destruyen las posibilidades de construir un futuro digno para el pueblo en general y las generaciones que vienen.

VI.III Las reformas neoliberales a la salud pública

El derecho a la salud forma parte de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (DESCA), es un derecho fundamental para tener una vida digna, su defensa no es algo nuevo. Se trata de un derecho social que se ha defendido históricamente. Tras la revolución mexicana el sistema de salud fue financiado y regulado por el Estado mexicano gracias a las grandes luchas populares y movimientos de trabajadores campesinos y urbanos. Por ende diversas instituciones de salud se fundaron. En 1943 se creó el IMSS y en 1961 el ISSSTE. En los años 80, la política social proveniente de la tradición de lucha de la revolución mexicana cambió. Bajo las exigencias y dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), el gobierno Mexicano, así como los distintos gobiernos de América Latina, empezaron a retirar apoyo económico a los derechos sociales, causando una crisis en diversos sectores estratégicos. El BM aprovechó la crisis del sector salud y otros para fortalecer su programa de préstamos. A finales de la década de 1990 se convirtió en la agencia internacional que más fondos prestaba al sector social en países como México. Estos préstamos fueron la excusa para que dichas instituciones internacionales presionaran a los países latinoamericanos con reformas de corte neoliberal para conseguir la privatización de los servicios públicos y su descentralización.

La reformas del sector salud se han centrado en : 1. subrogar servicios a particulares en todos los hospitales; 2. Trasladar el manejo del ISSSTE a cada uno de los estados; 3. Introducir esquemas de seguros privados siguiendo esquemas de Estados Unidos y, 4. unificar el sistema público de salud en uno solo, como en España.2 Al seguir estas medidas, el gobierno federal mexicano busca deslindarse de brindar el presupuesto nacional para salud pública a las entidades federativas, por ello descentraliza la administración y el financiamiento. Especialistas aseguran que esta descentralización, principalmente de los recursos, presta poca atención a las características demográficas, étnicas, económicas y epidemiológicas de la propia población, provocando la pérdida de la calidad, la eficiencia, la equidad y la participación.

Las leyes y reglamentos federales en materia de salud han sido modificados para permitir a las empresas transnacionales participar en el sector. Ejemplo de esto es la creación del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), en donde los fondos colectivos de las y los trabajadores se sustituyeron por fondos individuales, cuya administración fue transferida del sector público a los bancos privados.

A pesar de esta privatización es importante decir que aún en 2003, el IMSS y el ISSSTE, atendían a 41.8 millones, en el caso del primero y 10 millones el segundo. Sin embargo, casi la mitad de la población no tiene acceso a este derecho. Las y los jóvenes de 20 a 29 años carecemos por completo de sistema de salud.3 Es decir los actuales sistemas de salud sólo atienden a una población envejecida

VI.III.I La reforma del IMSS y del ISSSTE

Las reformas a la ley del IMSS en 2004 y la reforma a la ley del ISSSTE en 2007 representan una gran modificación dentro de la seguridad social, principalmente sobre el tema de jubilaciones y pensiones. El gobierno ha construido un discurso para engañarnos, diciendo que el pago de jubilaciones, prestaciones y salarios fueron la causa de la crisis financiera del IMSS, del ISSSTE y demás instituciones; se trata de un engaño. Las modificaciones en los sistemas de jubilación que se dieron de 2004 al 2007 están destinadas a la desaparición de los derechos a la jubilación y a la pensión. El gobierno prevé negar la seguridad social a quienes envejeceremos. Se calcula que la cantidad de personas de 65 años de edad pasará, de 7. 1 millones en el 2010; a 9.8 para el 2020 y a 23. 1 millones para el 2050. Gran parte de la población en el futuro necesitará una jubilación y una pensión y la respuesta del gobierno es aumentar la edad de jubilación y trasladar el financiamiento y administración de estos derechos a empresas privadas. A partir del dos de julio de 1997, entidades financieras como Inbursa, Allianz-Dredsner, Santander, Siglo XXI, Bancomer, Banamex-Aegon, HSBC-Bital, Principal, Tepeyac, Zurich, Banorte, Profuturo GNP, Actinver y Azteca, se dedicaron a administrar en cuentas individuales el dinero de las cuotas que los trabajadores aportaban al IMSS, “sin que el gobierno acotara el poder que han adquirido sus dueños”.4

Además del robo de los fondos para las jubilaciones y pensiones, se ha promovido un gran recorte presupuestal a este sector, provocado la reducción en la plantilla de médicos y enfermeras en clínicas y hospitales, así como del material necesario para realizar las labores de salud. Por cada 10,000 habitantes sólo existen 16 camas de hospital en nuestro país.

VI.III.II Reformas al sector salud impulsadas por Enrique Peña Nieto

El actual gobierno, encabezado por Enrique Peña Nieto, ha logrado profundizar la aplicación de las reformas a este sector.

La propuesta de Peña Nieto en materia de salud es la iniciativa de seguridad social universal que estaba vinculada a la idea de elevar el IVA. Esto se suspendió gracias al gran descontento que generó entre la población. Esta iniciativa impulsa la modificación del artículo cuarto de la constitución y sus leyes secundarias, para así impulsar la universalización de la salud, una pensión universal (que en 2026 dará a quienes la reciban la raquítica cantidad de 1 092 pesos al mes) y un seguro universal de desempleo. Es importante decir que en realidad la ley de pensiones no es universal, porque los que tengan otra pensión no tendrán derecho a ella. Por otra parte la propuesta de financiamiento del seguro de desempleo es mediante el uso de los fondos para la vivienda de los mismos trabajadores, despojándonos de estos y provocando un autopréstamo. El catálogo de prestaciones del seguro como de la pensión universal es mínimo, por ejemplo el seguro de desempleo ofrece seis pagos decrecientes que en total suman 17 mil pesos. Estas iniciativas son un minimalismo de la seguridad social, de ninguna manera atienden los verdaderos problemas que tenemos en fondos de pensiones y salud. Lo que quiere el gobierno de Peña Nieto con la reforma al artículo cuarto constitucional es que el acceso a la salud sea limitado, pues propone que sólo se atiendan 284 enfermedades (catálogo parecido del seguro popular), excluyendo aquellas que realmente enferman y matan a la población. Es decir el proyecto de universalización de la salud consiste en homologar todas las instituciones como son el ISSSTE, IMSS, Secretaria de Marina, Petróleos Mexicanos (PEMEX) para que tengan un mismo catálogo de servicios sociales parecido al del seguro popular. Parte de esta homologación es crear un paquete de enfermedades que todas las instituciones de salud tienen que atender, en el que por ejemplo no se atenderán varios tipos de cáncer. En comparación con este catálogo de enfermedades que ofrece el gobierno federal, el IMSS y el ISSSTE prestan actualmente el servicio a unas 2 mil enfermedades y tratamientos. El seguro popular apenas cubre el 11% de las patologías que atiende el servicio básico del IMSS. Con esta “universalización” se busca que los casos no cubiertos por el seguro sean atendidos por empresas privadas, así el estado no asume su responsabilidad de dar el servicio y va privatizándolo de manera externa.

Con estas reformas nos están cerrando las posibilidades de tener un derecho a la salud integral. Por ejemplom como se dijo en un inicio, entre 2005 y 2010 los sistemas de salud como el IMSS y el ISSSTE redujeron su cobertura hacia las y los jóvenes, de 71% a sólo 44% del total de la población de este sector, mientras que las filas de este grupo en el seguro popular (una cobertura de sanidad básica) crecieron un 30%.

VI.III.III Caso del VIH/SIDA: ejemplo de las consecuencias a la salud de las y los niños y jóvenes producto del desmantelamiento del sector salud

El desmantelamiento del sector salud ha traído varias consecuencias a la salud de las y los niños y jóvenes, ejemplo de esto es la prevalencia de epidemias como es el Virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en estos sectores de la población.

Declaraciones de autoridades del sector salud afirman que las infecciones de transmisión sexual representan un problema de salud pública, donde sobresale el VIH/SIDA y su transmisión en edades cada vez más tempranas. Existe en el país una deficiencia en los programas para tratar e informar a las y los jóvenes acerca de esta enfermedad, en parte porque el sector salud ha sido abandonado por el Estado mexicano.

Según el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA (CENSIDA) , en el 2013 se presentaron 9 mil 900 nuevos casos de infección de virus VIH correspondientes a jóvenes de entre 10 y 29 años. Del total de casos (160 mil 864), 30% corresponden a este rango de edad, la juventud es el grupo poblacional más expuesto al contagio. En 2013, 65% de las pruebas de VIH correspondieron a adolescentes de 12 a 19 años, en contraste con 33% de los adultos de 30 a 49 años. Más de 60% de los casos de contagio en la población de jóvenes está concentrado en el rango de edad de 25-29 años y el 32% en el rango de 20-24 años. El 92% del total de casos son población joven y se estima que la mayoría de ellos han sido transmitidos sexualmente.5

Los datos de la Secretaría de Salud establecen que de 1985 a 2011, los casos de SIDA acumulados en la población entre 10 y 29 años representan el 30% de los casos de la población total, mientras que para 2012, este porcentaje fue mayor al 52%. Según datos del (Censida) de 1984 a 2013 la tasa de incidencia y los casos de VIH/Sida en jóvenes mexicanos de 15 a 24 años han aumentado. En 1984 los casos registrados fueron 21 y la tasa de incidencia fue de 0.1, en cambio en 2012 los casos presentados fueron 848 y la tasa de incidencia fue de 4.0.6 A través de los años se ha dado un aumento en la aparición de esta enfermedad entre las y los jóvenes de México y no existe una política social que ayude a contener la enfermedad.

VI.IV Consecuencias en la salud en las y los niños y jóvenes a partir de la devastación ambiental agudizada por la entrada en vigor del TLCAN

En 2002 la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyó que alrededor de la cuarta parte de las enfermedades en el mundo pueden atribuirse a factores ambientales.7 La situación de catástrofe ambiental que se vive en México está destruyendo la salud física y emocional de las y los niños, jóvenes y de las generaciones futuras, ya que debido a sus características fisiológicas, somos más vulnerables que los adultos a los agentes tóxicos presentes en el ambiente. Esta situación es alarmante, ya que las y los niños y jóvenes de hoy constituimos el 100 % de la población futura del mundo. El futuro de México depende de su desarrollo saludable.

La población infantil es de los sectores más vulnerables a las enfermedades por condiciones medioambientales debido a: a) su corta edad los expone durante más tiempo de su vida a contaminantes; b) sus sistemas corporales aún se están desarrollando, es decir presentan inmadurez funcional y estructural, tamaño pequeño y gran superficie corporal, alta tasa metabólica y crecimiento rápido, así como déficit cuantitativos y cualitativos en su sistema inmune; es por eso que diversos agentes tóxicos ambientales pueden alterar o dañar permanentemente sus sistemas en desarrollo; c) proporcionalmente comen más alimentos por kilogramo de peso, beben más líquidos y respiran más aire que los adultos y, d) son más vulnerables especialmente en los primeros años de vida ya que no pueden autoprotegerse y pasan mucho tiempo a nivel del suelo.

Actualmente se sabe que la salud reproductiva de los padres tiene efectos decisivos en el desarrollo del feto y por lo tanto en la salud del niño. Es importante mencionar que muchas de las generaciones actuales de las y los niños y jóvenes fuimos afectados desde la vida intrauterina, ya que la salud reproductiva de nuestros padres también depende del ambiente en que vivían y trabajaban. Hoy en día en nuestro país existen miles de casos de aborto por contaminación ambiental. El feto es probablemente la etapa de la vida más vulnerable a las sustancias tóxicas sintéticas, pues muchas de éstas pueden atravesar la placenta y afectar al nuevo ser antes de que nazca. Incluso, en las primeras etapas de la vida extra-uterina los niños persisten con una vulnerabilidad aumentada, ya que la barrera hematoencefálica aún no está completamente desarrollada, por lo que muchas sustancias tóxicas pueden cruzarla y afectar, a veces de forma irreversible, su sistema nervioso central.

Además de la niñez, también nuestra salud como jóvenes es afectada por el desastre ambiental ya que nuestro cerebro y sistema nervioso continúan su desarrollo hasta la adolescencia siendo extremadamente sensibles a algunas sustancias, las cuales pueden afectarnos de manera profunda y sutil. Nosotros somos uno de los sectores que tienen más contacto con las principales fuentes de contaminación pues como juventud constituimos el mayor porcentaje de la fuerza de trabajo debido a que nos encontramos en un punto de nuestro desarrollo donde nuestras capacidades laborales son plenas.

Los procesos de destrucción ambiental que han sido provocados por el gobierno mexicano, EE. UU. y trasnacionales están asociados directamente con los procesos de destrucción de la salud de miles de personas. El mantener un ambiente sano y no contaminado es esencial para la salud de la población ya que éste representa no sólo el espacio físico, sino la base donde se desarrollan las fuentes de subsistencia de la vida misma.

Antes de hablar de algunos ejemplos sobre la repercusión de la devastación ambiental en la salud de la niñez, abordaremos el tema del cáncer como consecuencia de dicha devastación ambiental. Hablaremos con énfasis en esta enfermedad debido a que se ha vuelto en los últimos años un grave problema de salud pública y un caso de pandemia en nuestra población y en el mundo.

VI.IV.I Cáncer

Estudios muestran que en el mundo existen 12 millones de personas diagnosticadas con cáncer, de los cuales el 3% (360 000) son niños.8 El cáncer es la segunda causa de muerte en menores de 20 años a nivel mundial. El Reporte Mundial de Cáncer, realizado por la agencia especializada de la OMS en esta enfermedad, predice que los nuevos casos de cáncer se elevarán de un estimado de 14 millones en 2012 a 22 millones anualmente en las siguientes dos décadas. En el mismo periodo, se prevé que las muertes por cáncer se eleven de 8 200 000 por año a 13 000 000 anualmente.9

En países como México a diferencia de países como EE. UU. más de la mitad (60%) de los niños que tienen cáncer mueren. La OMS afirma que países como el nuestro padecerán de forma desproporcionada un aumento en la incidencia de cáncer. En los próximos 20 años la incidencia de cáncer aumentará un 57%, generando un desastre humanitario. 10

En México aproximadamente cada año 7 000 niños adquieren cáncer y sólo 1 500 cuentan con seguridad social.11 Anualmente cerca de 18 000 niños y adolescentes requieren atención oncológica, 10 000 de los cuales no tienen seguridad social.12

El desmantelamiento del sector salud es determinante para que dos terceras partes de las y los niños con leucemia no cuenten con un diagnóstico oportuno o un tratamiento eficaz que podría salvarles las vidas al menos al 90 % de ellos.

En nuestro país cada año el cáncer es la tercera causa de muerte. Mueren 28 883 mujeres, 26 846 hombres y 1 630 niños a consecuencia de esta enfermedad. Esta enfermedad va en aumento, cada año se diagnostican 150 000 nuevos casos. Es la causante del 13% de las muertes en México, siendo el de mama, cérvix, próstata, linfoma, colon y estómago, en ese orden, los de mayor frecuencia.13 Según datos oficiales y estudios científicos, la segunda causa actual de muerte en niños y niñas de 5 a 10 años y adolescentes de 12 a 14 años es la leucemia.14

Según investigadores de la Fundación Mexicana de Dermatología A.C. (FMD) y cifras de instituciones como la Secretaria de Salud de Nuevo León, se estima que en México durante los últimos diez años, la incidencia de cáncer de piel en jóvenes menores de 35 años ha tenido un crecimiento de 20%.

Un estudio realizado en 2010 por una investigadora de la Universidad de California en San Francisco demuestra que “Algunas enfermedades pediátricas y condiciones anormales están en aumento. Por ejemplo, la leucemia pediátrica y los tumores cerebrales – dos de los cánceres pediátricos más comunes – han aumentado más de 20% desde 1975. La prevalencia del asma se duplicó aproximadamente entre 1980 y 1995 y esa elevada tasa se ha mantenido. Algunos defectos congénitos del pene y los testículos aumentaron hasta 200% entre 1970 y 1993. El autismo aumentó más de 10 veces en los últimos 15 años”.15

Las principales causas de cáncer son los factores genéticos, la alimentación y la contaminación ambiental, por ejemplo la del aire.16 A partir del diagnóstico de la situación ambiental del país presentada al inicio del eje se puede también llegar a la conclusión de que una de las causas de esta enfermedad es la política neoliberal y el TLCAN que han propiciado por medio de la modificación de leyes ambientales el desastre sanitario actual. Es importante mencionar que existen pocos estudios comparativos de instituciones públicas mexicanas que muestren la evolución de la tasa de incidencia de cáncer en las y los niños y jóvenes durante los últimos 20 años. Además de que muchos de los estudios no tienen libre acceso.

VI.IV.II Minería

En 2013 la Organización Mundial de la Salud indicó que en México hay aproximadamente 3 500 000 de menores de edad laborando, de los cuales 600 000 trabajan en la construcción, minería y el campo.17 En particular no hay datos ni estadísticas por parte de las instituciones gubernamentales que reflejen la cantidad de las y los niños y adolescentes que actualmente laboran en las actividades mineras, esto principalmente se debe a que el trabajo infantil, en este sector y otros, es una actividad ilegal.

En esta actividad se favorece la contratación de niños y adolescentes de 14 a 17 años.Su jornada laboral va de 8 a 12 horas y generalmente reciben menos de lo que se le paga a un adulto. Son preferidos para trabajar en las minas debido a su baja estatura y bajo peso, ya que resultan muy útiles para trasladarse en los espacios pequeños de éstas.

Las y los niños y jóvenes al realizar esta actividad, ya sea minería subterránea o a cielo abierto, quedan expuestos a polvos y sustancias contaminantes que producen, a corto y largo plazo y son proclives a enfermedades del sistema respiratorio, digestivo, ocular y cutáneo.

Algunas de las enfermedades respiratorias causadas por el contacto con los polvos y vapores emitidos en las minas son: la neumoconiosis, enfisemas pulmonares, bronquitis industrial y cáncer de pulmón. También están expuestos a levantar grandes cantidades de materiales que les ocasionan deformaciones en el aparato músculo-esquelético; al ruido constante de la maquinaria que a la larga les genera sordera; a las largas horas de trabajo con poca luz que les causan pérdida de la visión, a altas temperaturas ocasionándoles deshidratación, mareos, debilidad y desmayos; a un espacio y movilidad tan reducida que provoca desórdenes como claustrofobia.

Por otro lado, las mineras, por lo general, llegan a los territorios a imponer sus proyectos, utilizando estrategias de fragmentación de la comunidad para saquear la mayor cantidad de recursos posibles.

Con la implementación de la minería a cielo abierto se han manifestado daños a la salud, no solo de las y los niños y jóvenes que trabajan en las mineras, sino también en la población infantil y juvenil que vive a los alrededores de donde se desarrolla dicha actividad minera. Esto se debe a que los polvos, vapores y demás contaminantes, con la minería a cielo abierto, se esparcen a las comunidades cercanas, lo que antes no pasaba con la minería subterránea, causando daños a la salud en general. Cómo afecciones a las vías respiratorias, ojos y piel, que en muchos casos desemboca en cáncer de pulmón. Otros casos de daños a la salud son por cianuro, arsénico, ácido sulfúrico y plomo, que dañan al cerebro y corazón, son en mayoría de mujeres embarazadas y de niños. Se detectaron casos de partos prematuros, en mujeres de 16 a 40 años de edad, de los cuales el 60% del total sucedieron entre el año 2011 y el 2012, y el 68% de los neonatos fallecieron.18

VI.IV.III. Contaminación del aire

El aire al igual que la tierra y el agua, está severamente contaminado producto de diversas actividades como son las plantas de energía, las refinerías de petróleo, las industrias químicas, el comercio, termoeléctricas, la producción y uso excesivo de automóviles y aviones. La revisión de 100 estudios de la última década realizados por científicos de la sección Monografía de la Agencia Internacional para Investigación sobre Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS), demuestran que la contaminación del aire es causa de cáncer de pulmón. El daño a la salud depende de diversos factores; de las propiedades físicas y químicas del contaminante, del tiempo y la frecuencia de exposición, la dosis que se inhala y de las características de la población expuesta. Alrededor de 200 mil muertes en el mundo se registran al año por esta enfermedad.19

Según el primer informe diagnóstico nacional de salud ambiental y ocupacional de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFREPRIS), la exposición a los contaminantes en el aire está relacionada con enfermedades respiratorias crónicas y agudas, el aumento en la frecuencia de muertes asociadas a la contaminación atmosférica, la disminución de la capacidad respiratoria, con el aumento de ataques de asma y el incremento de casos de enfermedades cardiacas además del cáncer pulmonar. Según un estudio realizado por el Clean Air Institute, México es el segundo país con mayor número de muertes por contaminación atmosférica de toda Latinoamérica. La OMS afirma que México registra 15 000 decesos por año debido a este tipo de contaminación, siendo superada únicamente por Brasil.20 En los últimos ocho años más de 40 mil personas perdieron la vida por enfermedades asociadas a la contaminación del aire en nuestro país, es decir 40 personas pierden la vida diariamente por está causa. Adicional al cáncer de pulmón, la contaminación del aire se asocia con la muerte de las y los niños y jóvenes por afectaciones cardiovasculares, del sistema nervioso, con nacimientos prematuros, retraso en el crecimiento ultrauterino, bajo peso al nacer y enfermedades respiratorias, las cuales según datos de Organizaciones No Gubernamentales, se han vuelto la tercera causa de mortalidad infantil con 300 niñas y niños fallecidos al mes en promedio. 21 Es decir una de las poblaciones con mayor riesgo a la exposición de contaminantes en el aire está constituida por los niños y niñas menores de 5 años. Datos oficiales señalan que la enfermedad respiratoria aguda en este sector y en adultos mayores de 65 años, es la segunda causa de morbilidad en nuestro país. Del año 1993 (un año después de que se firmara el TLCAN) al 2000 existe una tendencia de incremento de casi 100% en las tasas de morbilidad en menores de 5 años por infecciones respiratorias agudas.22 Los niños menores de 5 años, son los que están más expuestos a factores infecciosos y ambientales, pues su sistema de defensa del aparato respiratorio aún no tiene madurez y capacidad suficiente para protegerlos.

VI.IV.IV. Contaminación del agua

La contaminación del agua y falta de acceso a ella han provocado en México y en el mundo la muerte de miles de niños y jóvenes. En 2013 la Organización de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) aseveró que casi 90% de las muertes de niñas y niños se debe a la ingesta de agua contaminada. a nivel mundial cerca de 2 000 niños menores a cinco años mueren por enfermedades diarreicas que están asociadas directamente con el agua, y al menos 1 800 muertes de niños y niñas están relacionadas con el agua, saneamiento y la higiene.23 Un 3.1% de las muertes en el mundo están asociadas a la contaminación del agua. Según datos de agencias de la ONU de este año, un millón 800 mil niños y niñas menores de cinco años mueren anualmente en el mundo por este tipo de contaminación, esto es uno cada 20 segundos.24 El Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) en 2010 afirmó que en México las enfermedades infecciosas intestinales que puede provocar la contaminación del agua, fueron la tercera causa de muerte de niñas y niños menores de un año, registrando 1 277 fallecimientos.25

VI.IV.V Fracking o fractura hidráulica

Con la actual reforma energética el Estado mexicano da apertura para que empresas transnacionales lleguen a México con nuevas tecnologías para extraer hidrocarburos, una de ellas es el fracking o fracturación hidráulica. La fractura hidráulica, es la única técnica que permite la extracción de gas y petróleo esquisto. Sus pasos son:

  1. Una perforación del subsuelo hasta de 2.5km que tarda entre 3 a 6 semanas. Atravesando los mantos acuíferos hasta llegar a las rocas esquisto.

  1. Continúa una perforación horizontal de hasta tres kilómetros.

  1. Se bombea una mezcla de agua, arenas y sustancias químicas (750 químicos diferentes) a presiones extremas hasta lograr fracturas de 200 a 300 metros en las rocas esquisto para liberar el gas.

  1. Se retira la mezcla para dejar que el gas salga por la perforación.

  1. El gas extraído se almacena. Luego se distribuye a través de gasoductos.

El fracking está prohibido en unos 20 países como son Francia, Irlanda del Norte, Holanda, Bulgaria y algunas poblaciones de EE.UU. Dentro de sus impactos al medio ambiente están la contaminación de acuíferos, elevado consumo de agua, contaminación de la atmósfera, contaminación sonora, migración de los gases y productos químicos utilizados hacia la superficie, contaminación en la superficie debida a vertidos.26 También se han producido casos de incremento en la actividad sísmica, la mayoría asociados con la inyección profunda de fluidos relacionados con el fracking.

En cuestión de salud estudios científicos de la Universidad de Missouri27 han observado que 100 de los 750 compuestos químicos que utiliza esta técnica, y que se disuelven en el agua para liberar el gas, tienen efectos hormonales. Hasta ahora se conoce que doce de estas sustancias repercuten, específicamente en los procesos hormonales en humanos, alterando “las funciones sexuales, reproductivas, infertilidad, anomalías genitales, e incluso diabetes y algunos tipos de cáncer”28, en general afectan el sistema cardiovascular e inmunitario.

La imposición en un futuro no muy lejano de esta tecnología por parte de empresas transnacionales y PEMEX, nos preocupa como jóvenes mexicanos por los efectos dañinos que puedan ocasionar a nuestra salud y la de las generaciones futuras. Creemos que las consecuencias a la salud de la fractura hidráulica serán más agudas en las y los niños por lo que ya hemos argumentado antes. El fracking solo agudizará más la situación ambiental de nuestro territorio, contaminando nuestras aguas y nuestro aire, y con esto deteriorando nuestra salud pero sobre todo la salud de quienes vienen.

VI.IV.VI. Agrotóxicos

En México, la producción agrícola representa una de las actividades económicas más importantes en el país. En la estadística de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMANART) del 2005, la superficie agrícola cultivada comprendía 15 500 000 hectáreas y la de agricultura de riego 5 000 000. En el 2011, el Banco Mundial (BM) calculó que 53.1% de la tierra en México se usaba para fines agrícolas.

La producción agrícola de México está destinada a la exportación a partir de la técnica de monocultivo. El monocultivo y los estándares de producción que el Estado mexicano ha impuesto, obligan a los campesinos a utilizar de manera desmedida y no regulada grandes cantidades de agrotóxicos, generando impactos a la salud de los productores y los consumidores, así como la contaminación del agua, la tierra y el aire.

Tal como demuestra la siguiente gráfica, el uso de agroquímicos aumenta paulatinamente a través las últimas décadas. Hoy en día se ocupan más de 900 plaguicidas en el país. En su mayor parte se utilizan en el cultivo de maíz, algodón, papa, chile, tomate, frijol, trigo, aguacate, café y tabaco. Los estados en los cuales se ha registrado mayor uso de los plaguicidas (80% del uso total en el país) son: Sinaloa, Veracruz, Jalisco, Nayarit, Colima, Sonora-Baja California, Tamaulipas, Michoacán, Tabasco, Estado de México, Puebla y Oaxaca.

eje_vi_cuadro_i

Hay evidencia creciente de que los agroquímicos contribuyen de forma inminente al aumento de las tasa de incidencia de enfermedades crónico-degenerativas, neoplásicas y neuro-cognitivas en las y los jóvenes y por consiguiente en las generaciones futuras de adultos. Un estudio hecho por la Red Acción Sobre Plaguicidas y sus Alternativas en América Latina (RA-AL) ha mostrado que en México se autoriza la venta y uso de plaguicidas que causan cáncer, alteraciones hormonales, problemas reproductivos y debilitan el sistema inmunológico y nervioso. Hay 193 agroquímicos que están siendo vendidos de manera ilegal y legal en las principales zonas de producción agrícola de México, que han sido reconocidos como altamente tóxicos y carcinogénicos, prohibidos en otras partes del mundo por instituciones como son la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, la Unión Europea y la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

En el país, según datos del INEGI 2011, existen aproximadamente 3 millones de niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años que realizan alguna actividad económica, el 29.5% de este total se dedica a la actividad agropecuaria, es decir existen 885 000 niños y niñas jornaleros agrícolas. Otros estudios afirman que hay de 900 000 a un millón y medio de niñas y niños que se dedican al campo, lo cual equivale a un tercio de la fuerza laboral campesina.29 Muchos de las y los niños y jóvenes jornaleros son los encargados directos de fumigar los cultivos con agrotóxicos, sin contar con protección alguna, quedando durante horas dentro de nubes tóxicas. Se han realizado estudios en niños en zonas agrícolas en diversos países detectando huellas de plaguicidas en la orina de hasta 100% de los niños estudiados. Si acaso no son víctimas de envenenamiento inmediato, los efectos nefastos por acumulación de exposiciones llegarán no mucho tiempo después.

Los agrotóxicos causan a los niños y jóvenes jornaleros, y a los que viven en comunidades aledañas a los campos diversas afecciones como son alergias en su sistema digestivo, respiratorio y cutáneo, alteraciones hormonales, alteraciones al sistema nervioso, insuficiencia renal, infertilidad e incluso la muerte.

Las generaciones futuras también están siendo afectadas, ya que las mujeres jornaleras embarazadas al estar expuestas a estos tóxicos dan a luz a bebés con malformaciones. Los y las niñas de edad temprana que aún son amamantados también están bajo amenaza por los agrotóxicos. La leche materna ha sido identificada como uno de los puntos de intoxicación más importantes en las y los niños a nivel mundial, en particular en zonas rurales y regiones en las cuales se ha utilizado el DDT30 para erradicación de malaria. En el caso particular de los organoclorados (dentro de los cuales se encuentra el DDT), por su estructura química se tiende a concentrar en los tejidos grasos como son las glándulas mamarias, de tal manera que en la lactancia las mujeres que han tenido contacto con este tipo de tóxicos, se los transmiten a sus hijos. A pesar de ser prohibidos desde hace más de dos décadas, se siguen detectando organoclorados en la leche materna en México. Los efectos adversos de los organoclorados a largo plazo han sido documentados desde tiempo atrás e incluyen: cánceres, inmunodepresión, alteraciones neurológicas y en el sistema reproductivo.

La inmadurez renal y hepática que presentan las y los niños pequeños, es otro aspecto que los vuelve más vulnerables que los adultos a los agrotóxicos. Estos compuestos se metabolizan más lentamente en los y las niñas que en los adultos, generando que los químicos se queden durante más tiempo en sus cuerpos, afectándolos de manera más grave.

Es importante decir que hay poca información en el país acerca de la contaminación de agua, aire, tierra y alimentos por plaguicidas, en particular respecto a sus efectos tóxicos a largo plazo causados por la exposición den las nuevas generaciones.

VI.IV.VII. Basureros

En el país existen miles de niñas, niños y jóvenes que trabajan en los basureros, no se tienen datos oficiales específicos de cuantos laboran en este sector ya que ∫∫es considerado un trabajo informal, sin embargo sí hay evidencia acerca de las afectaciones a la salud. Estudios han revelado que el principal problema que puede presentarse en las y los niños y jóvenes es la intoxicación por plomo, elemento fácil de absorber por ellos ya que se encuentra difundido ampliamente en diversos desechos como son baterías, pinturas, objetos de cerámica, vidrio y ciertos electrodomésticos. El olor que despide este tipo lugares es causa de malestares en general como dolores de cabeza y náuseas, además de una pérdida parcial o permanente de la audición y de la visión provocada por el ruido y el polvo. La presencia de agentes biológicos como cucarachas, ratas, moscas y mosquitos aumentan la posibilidad de transmisión directa o indirecta de enfermedades como son gastrointestinales, dermatitis, dengue, etc. A los basureros llegan todo tipo de desechos desde domésticos hasta hospitalarios e industriales, lo cual los hace mas peligrosos, e incluso existen en algunas partes del país casos de muertes infantiles por cáncer a consecuencia de la contaminación ambiental que prevalece.

VI.V. Enfermedades originadas por los hábitos alimenticios impuestos por el TLCAN

Desde la firma del TLCAN, se generó en México un proceso de modificación de la alimentación y una pérdida de la soberanía alimentaria.

El Estado Mexicano ha ido desintegrando el sistema alimentario nacional, por medio del desmantelamiento de instituciones como la Compañía Nacional de Subsistencias Populares (CONASUPO), que nacieron de los principios de la revolución mexicana, cuyo objetivo era el de garantizar el acceso de la población a artículos básicos de calidad y de producción nacional. En cambio el actual gobierno ha promovido programas corporativos y clientelares como la Cruzada Contra el Hambre, que son un negocio para transnacionales como PepsiCo y Nestlé, estos producen diversos productos comestibles carentes de nutrientes con alto contenido de químicos, grasas y azúcares así como el empleo de organismos genéticamente modificados (GMO) que se ha demostrado traen consigo severas afecciones a la salud.

Diversas empresas transnacionales que comercializan productos envasados y comida rápida, han invadido el territorio nacional de estos EE. UU. controla el 98%.

Con la entrada en vigor del TLCAN 10,500 tiendas OXXO (de FEMSA) han desplazado los pequeños negocios de comida local. Entre las empresas que generan productos procesados se encuentra Bimbo que domina totalmente el mercado del pan de caja y a través Marinela, el de los panes dulces industrializados. En conjunto con Pepsico, dominan el mercado de las frituras y dulces a través de las marcas Barcel y Ricolino respectivamente. En su mayoría dicho mercado está dirigido hacia la niñez y juventud.31

Femsa y Pepsico controlan el mercado de los refrescos y el agua embotellada después de adquirir y acabar con la mayor parte de las empresas refresqueras regionales que existían en el país. Kellog’s y Nestlé que dominan el mercado de los cereales de caja, dejando atrás el consumo tradicional de cereales integrales como la avena, el amaranto, la cebada, etcétera. Danone, Lala y Alpura controlan el mercado de las bebidas lácteas, mientras Sigma, Zwan y Kir el de las carnes frías.32

McDonald’s posee 380 restaurantes en México, a pesar de que ha sido denunciada en todo el mundo por los graves problemas que causan sus productos a la salud.

Y hay que añadir a Maseca dentro de esta lista ya que esta empresa es responsable de que la mayor parte de los mexicanos hayan dejado de comer maíz. Lo que parece una afirmación absurda es una verdad: la harina refinada de maíz que produce y comercializa Maseca ha perdido todas las cualidades nutricionales de la harina integral de maíz que era la que tradicionalmente comíamos.

El número de personas que viven en “pobreza alimentaria” (la incapacidad para adquirir la canasta básica de alimentos) aumentó de 18 millones en 2008 a 20 millones a finales de 2010. 33

El régimen alimentario que generó el TLCAN, ha provocado grandes impactos a la salud de los mexicanos, es importante decir que no se han realizado estudios serios por parte del estado mexicano lo que revela la falta de interés del Estado Mexicano en la salud y bienestar de sus ciudadanos. Este nuevo régimen alimentario ha ocasionado que hoy en día la niñez y la juventud padezcan problemas de sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión, dislipidemias, (el llamado síndrome metabólico), insuficiencia renal y enfermedades cardíacas.

VI.V.I Desnutrición, sobrepeso y obesidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró desde 1998 a la obesidad como una epidemia. México ocupa el segundo lugar a nivel mundial con el mayor número de adultos obesos y el primero en obesidad infantil.34

El cambio en hábitos alimenticios de niños menores de 5 años se demuestra en el estado de nutrición de los últimos años. La desnutrición posee un descenso pobre (1999 a 2012: 2.1 a 1.6%), siendo el sur del país el más afectado. En población indígena hubo una reducción del 1% de 2006 a 2012 (de 34.1 a 33.1%). En cuanto a sobrepeso hay un incremento del 1999 al 2012de 8.8 a 9.7% en este grupo de niños. Así mismo, se reporta que la mayor prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad esta en el norte del país (12%). 35

En la población de niños de 5 a 9 años de edad, el sobrepeso y obesidad se han incrementado de 1999 al 2012; sobrepeso de 17.9% a 19.8% y obesidad de 9% a 14.6% y se encontró que el 10.1% de los escolares tenían anemia.36

Diversos estudios han mostrado la relación de la obesidad con la incidencia de hipertrigliceridemia, hipertensión, silbancias cardiacas, síndrome metabólico, arterioesclesosis y diabetes.37

Hay muchos estudios que relacionan a enfermedades metabólicas y psicológicas en niños, adolescentes y jóvenes con sobrepeso-obesidad en México. Está totalmente documentado que estos cambios se han presentando desde la llegada del TLCAN y no es por un modelo de desarrollo ni la expresión de una transición epidemiológica

La causa principal es el resultado de políticas públicas que favorecen el comercio y la explotación realizada por la oligarquía nacional y trasnacional, dejando a nuestra población desprotegida y enferma.

VI.VI. Enfermedades psicosociales en niñez y juventud producto del TLCAN

De la entrada en vigor del TLCAN en 1994 a la fecha, México ha tenido un proceso de descomposición social, política, económica y cultural. El TLCAN ha traído a nuestro país violencia y falta de oportunidades económicas y educativas para los jóvenes. Se rompióel tejido social provocando consecuencias negativas en la salud mental y psicológica de la niñez y juventud en México. Dentro de estas consecuencias se encuentran los trastornos psiquiátricos, adicciones y el suicidio.

VI.VI.I Suicidio

Especialistas y estadísticas apuntan que el suicidio es la segunda causa de muerte en el país después de las enfermedades del corazón y cardiovasculares. Según el INEGI, es la tercera causa de muerte de niños y jóvenes de 10 a 29 años.38

De 1970 a 2007 los suicidios en México han incrementado. En 1970 hubo 554 defunciones por suicidio en toda la república mexicana, para ambos sexos, y 2 603 en 1994. Durante este periodo la tasa de suicidios en ambos sexos pasó de 1.13 por cien mil habitantesen 1970 a 2.89 por cien mil habitantes en 1994, un aumento de 156%.39 En 2007 hubo en México 4 388 muertes por suicidio en toda la república, con una tasa de mortalidad por suicidio de 4.12 por cada cien mil habitantes. De los 70 a 2007 la tasa de suicido tienen un crecimiento del 275%.40 Es importante mencionar que justo en los 70 es cuando empieza la entrada del neoliberalismo en México, agudizándose con el TLCAN.

En las tres últimas décadas, la tasa de suicidios en México se cuadruplicó al pasar de dos por cada 100 000 habitantes a 7.6, hasta el 2011. En 2013 el 42% de los casos de suicidio se registró en jóvenes entre 15 y 24 años de edad, seguido por el rango de edad de 25 a 34 años. Cada 24 horas fallecen alrededor de 16 personas jóvenes por esta causa. Según las estadísticas, en 2011 se registraron 5 728 suicidios, la mayoría entre jóvenes de 15 a 24 años41. En México antes del año de 1984 no se reportaban suicidios en niños, en el año 2000, la frecuencia de jóvenes de 12 a 24 años de edad fue de seis por cada cien mil habitantes.

Representantes de instituciones del sector salud han declarado que las muertes por suicidio pueden rebasar a la mortalidad por diabetes. Durante la primera mitad de 2012 los suicidios en México alcanzaban los 5 190: 4 201 fueron de hombres y 989 de mujeres.42 Las autoridades sanitarias estiman que este problema puede rebasar a la mortalidad por diabetes. El suicidio en México se convirtió en los últimos años en un problema de salud pública.

VI.VI.II. Salud mental

Según datos oficiales, entre 2003 y 2012, han muerto en México 31,905 personas por trastornos mentales y por el abuso de sustancias psicotrópicas. La OMS asegura que la depresión, la esquizofrenia y el trastorno obsesivo compulsivo se encuentran entre las diez principales enfermedades de mortalidad prematura. Es tan predominante este tipo de enfermedades que se prevé que para el 2020, la depresión ocupará el segundo lugar como discapacidad mundial. De acuerdo con esta organización los trastornos depresivos comienzan en edades tempranas y tienen como principales factores de riesgo el género (es de dos o tres veces más común en las mujeres), la pobreza, el bajo nivel educativo, la exposición a la violencia y las enfermedades crónicas.43 En América Latina, por lo menos 53 millones de niños y adolescentes padecen alguna enfermedad mental. A pesar de que existe una población significativa de niños y jóvenes en Latinoamérica que sufre algún padecimiento psiquiátrico, son muy pocos los que reciben algún diagnóstico y tratamiento oportunos. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) calcula que sólo el 7% de los países en el mundo cuentan con un programa nacional para la atención de la salud mental de niños y jóvenes. Según una encuesta de esta organización del 2009, la proporción de casos severos de enfermedades mentales en la población mexicana es una de las más altas, similar a la de Estados Unidos y Colombia.44

En México, según estadísticas, una de cada diez personas padece depresión y sólo uno de cada cuatro recibe tratamiento. El 28.6 % de la población ha presentado alguna vez algún trastorno mental; el 13.9 % los ha presentado en el último año y el 5.8 % en el último mes.45 Estimaciones recientes, basadas en análisis de grandes urbes, señalan que cerca de 50 % de la niñez y la juventud enfrentan el riesgo de desarrollar algún mal psiquiátrico, mientras el 15 % presentan algún tipo de sintomatología. Sin embargo, expertos del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, afirman que son pocas las investigaciones especializadas en detectar la prevalencia y atención de enfermedades mentales en jóvenes. En el país existen algunos estudios, sin embargo tienen limitaciones porque no incluyen a la población que desertó de la escuela, que representa más del 50 % de los jóvenes. La encuesta de Salud Mental en Adolescentes de México reveló que 51.3 % de los participantes presentaron elementos para desarrollar algún trastornos mental.46 Aproximadamente uno de cada cuatro mexicanos (23.7%) entre 18 y 65 años de edad que viven en zonas urbanas del país tienen una historia de trastornos mentales (según los criterios diagnósticos del DSM-IV). Según estudios epidemiológicos realizados en diferentes países sugiere que la mayoría de los trastornos psiquiátricos tienen su inicio en las primeras décadas de la vida. En México alrededor de la mitad de los adolescentes (51.3%) cumplieron criterios para algún trastorno mental alguna vez en la vida.

Los trastornos de ansiedad son las enfermedades mentales más comunes, le siguen los trastornos de impulsividad, afectivos y por usos de sustancias. Estudios revelan que en la Ciudad de México se encuentra la prevalencia de trastornos psiquiátricos más elevada. Una encuesta de la OPS demuestra que las enfermedades mentales en edades tempranas son más crónicas y de mayor duración. Se ha llegado a la conclusión, comparando estudios epidemiológicos de la salud mental de adolescentes y adultos, que la prevalencia de enfermedades mentales es mucho mayor en los primeros. La actual generación de jóvenes está siendo realmente más afectada por este tipo de enfermedades que las generaciones de sus padres y abuelos.

VI.VI.III Adicciones

Especialistas afirman que en todo el territorio nacional está creciendo rápidamente los índices de incidencia de adicciones de todo tipo, y con ello el aumento de los indicadores de mortalidad por consumo de sustancias adictivas, tanto legales como ilegales.47

El Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de las Adicciones (SISVEA), asevera que en México 4 000 personas al año mueren por actos violentos asociados directamente al consumo drogas. Según datos del 2012 de este mismo organismo las y los jóvenes que más consumen drogas se encuentran en un rango de 15 a 19 años.48 El INEGI, en el 2012 afirmaba que en más de 4 millones de delitos, las víctimas pudieron percibir que los presuntos delincuentes estaban bajo el influjo de las drogas. Según la Encuesta Nacional de Adicciones de 2011 cuatro de cada cien jóvenes mexicanos son alcohólicos, y el 1.5 % son drogadictos49. El alcoholismo está matando a la juventud de nuestro país, en adolescentes y jóvenes se ha vuelto la cuarta causa de mortalidad en México con 8.4%, al relacionarse de forma directa con muerte por cirrosis hepática, lesiones intencionales o no intencionales, homicidios y accidentes en vehículos. La cifra de adolescentes alcohólicos se incrementó de 2.1 a 4.4 %. La edad de inicio de ingestión de bebidas alcohólicas es en promedio 13.6 años. 50 Según la Organización Panamericana de la Salud, México es el séptimo país a nivel mundial por muertes de tránsito, debido a la ingestión de bebidas alcohólicas. Es importante decir que organismos internacionales como la OMS, afirman que México no cuenta con programas y políticas nacionales para prevenir el consumo del alcohol y tratar la adicción de esta sustancia en la población juvenil, es decir, el Estado mexicano ha hecho caso omiso a esta grave situación. Según datos del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA) los accidentes viales son la primera causa de muerte de niños de 5 a 14 años.51 Es importante decir que existen indicios que apuntan a que los problemas del hígado y los riñones se pueden convertir en las principales causas de muerte de jóvenes en México.52

VI.VII. Conclusiones

Como reiteramos en diversas ocasiones a lo largo de esta exposición, a partir del libre comercio la niñez, la juventud y las generaciones futuras estamos viviendo una situación en la que nuestra salud está siendo desmantelada y devastada. Es así que señalamos a partir de la investigación que realizamos, que esta grave realidad está siendo ignorada por quienes nos gobiernan y determinan la vida político social de nuestro país. No existen datos estadísticos y estudios que analicen y muestren cómo el libre comercio está afectando a la salud de la población mexicana, no es posible que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios sólo haya hecho un primer y único diagnóstico nacional de salud ambiental y ocupacional en el país. En particular son pocas las cifras de cómo ha cambiado la situación de la salud de la niñez y la juventud en los últimos 20 años cuando se firmó el TLCAN. Afirmamos que esto se debe a que existe una política de ocultamiento de información y datos, la raíz verdadera de las enfermedades se encubre, ejemplo de esto, es el caso del Teletón, en donde toda la gravedad de la catástrofe sanitaria y la falta de servicios públicos para la atención de discapacidades (muchas de ellas generadas por enfermedades crónico-degenerativas) se capitaliza en forma de lastima para generar beneficios en la iniciativa privada y para el fraude. Incluso la ONU manifestó su preocupación que y recomendó al gobierno mexicano “a establecer una distinción clara entre el carácter privado de las campañas Teletón y las obligaciones que el Estado debe acometer para la rehabilitación de las personas con discapacidad. Destaca que los expertos se muestran preocupados porque buena parte de los recursos para la rehabilitación de estas personas es administrada por un ente privado como Fundación Teletón. La ONU también señaló que dicha campaña promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad.53

Denunciamos la falta de compromiso y ética de quienes deberían de estar denunciando y estudiando toda la situación de desastre y destrucción de la salud de las y los mexicanos, que sólo actúan en función de los intereses de las organizaciones internacionales y las empresas, responsables de la catástrofe ambiental y sanitaria que vive nuestro país, que se enriquecen despojándonos de nuestro recursos y lucrando con falsas soluciones a la salud para lucrar con ella como son las farmacéuticas Bayer, Pfizer, Merck, Genomma Lab entre otras. Es decir denunciamos que hoy en día en nuestro país existe una epidemiologia mercenaria dedicada a encubrir las acciones y políticas del Estado mexicano y las empresas neoliberales que han provocado la destrucción del sistema de salud público y del medio ambiente, así como el desmantelamiento de la salud de los mexicanos. El Estado mexicano en lugar de hablar de las verdaderas causas de la crisis de salud de nuestro país, nos miente con falsas explicaciones, en el programa de Seguridad Nacional54 con un discurso racista y xenofóbico el Estado sostiene que la crisis sanitaria se debe al tránsito migratorio en México, nunca habla ni se responsabiliza a las empresas neoliberales que han generado la devastación ambiental y con ello la destrucción de la salud y muerte de millones personas.

Queremos rescatar que actualmente hay miles jóvenes de diferentes barrios y comunidades de todo el territorio nacional que están denunciando y luchando contra esta situación de desastre de la salud que vive la población infantil y juvenil en nuestro país, que ha sido ocasionada por la política neoliberal y agudizada por la entrada del TLCAN. Los casos que se presentarán en este eje son ejemplo de esta digna lucha por la vida y por las generaciones futuras, nos dan pistas de las graves consecuencias a la salud de la niñez y la juventud y generaciones futuras por el desastre ambiental y el desmantelamiento del sistema de salud pública.

VI.VIII. Presentación de Casos

VI.VIII.I Caso de afectaciones de la salud a la juventud y niñez por la contaminación ambiental provocada por la construcción de infraestructura de megaproyectos

Para generar ganancias las empresas transnacionales a lo largo de todo el territorio nacional imponen proyectos e infraestructuras que generan graves consecuencias a la salud a la juventud y niñez. Frente a esto la actuación del Estado mexicano y los tres niveles de gobierno es criminal, ya que en lugar de velar por los derechos sociales, humanos de la juventud y niñez mexicana, utilizan sus atribuciones para imponer y reformar la ley en favor de las transnacionales. Decimos imposición porque en ningún momento las empresas y las autoridades consultan a las comunidades cuando quieren poner alguna infraestructura o proyecto, es decir los intereses económicos de estas empresas y su necesidad de generar grandes ingresos, son priorizados por encima de los intereses de las comunidades. Como es el caso del Ejido San Juan del Río del Municipio de Rafael Delgado, Veracruz, en donde MATC Digital S. de R.L. de C.V. subsidiaria de la empresa American Tower Corporation impuso la construcción de una torre y antena de telefonía celular, a pesar de que la comunidad se negó rotundamente, debido a los efectos a la salud que generaría la construcción de dicha antena. Es importante mencionar que la infraestructura fue construida por la empresa en colusión con las autoridades del Ejido, las y los jóvenes del Ejido San Juan de Río denuncian que las autoridades nunca realizaron una consulta adecuada en donde se considerara la opinión informada de la población que vive cerca del sitio de construcción, además de que ocultaron las graves consecuencias a la salud inventando falsos beneficios por la construcción de la antena. Las y los compañeros del Ejido San Juan del Río han afirmado que las afectaciones a la salud de la juventud y niñez debido a esta antena de celular son muy graves, estudios demuestran que la población que vive en un radio de 400 metros de proximidad a este tipo de antenas tiene un riesgo de desarrollar cáncer tres veces mayor que personas viviendo fuera de esa zona, es así que estas antenas son causa de leucemia infantil y cáncer cerebral.55 También las personas expuestas de forma continua a antenas de telefonía celular pueden desarrollar algunos de los siguientes efectos clínicos: debilidad, fatiga, cefalea, problemas para la concentración, depresión, pérdida de memoria, irritabilidad, problemas dermatológicos, mareo y problemas cardiovasculares. Otra pieza clave para el desarrollo del proyecto de muerte que impulsa el Estado mexicano junto con EE. UU. en nuestro país, es la construcción de otro tipo de infraestructura, como son las presas y las carreteras. La construcción de éstas también ha intensificado la destrucción de la salud y el ambiente, así como el desplazamiento de miles de personas de su lugar de origen. Un caso ejemplar de daños al ambiente y a la salud es la contaminación de la presa Endhó, la cual se construyó a partir de los 70´s, sin el consentimiento de las comunidades. Esta presa se convirtió en la depositaria del agua residual del Distrito Federal, contaminando el río Tula con metales pesados, detergentes y coliformes fecales. Es así que los compañeros y compañeras de la Federación Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (FIOAC) ante este tribunal denunciaran esta situación. Las aguas de la presa Endhó se han convertido en un foco de infección afectando a 17 comunidades que viven a su alrededor, miles de personas sufren diversas afecciones gastrointestinales, respiratorias, dermatológicas y cancerígenas. Han habido muchos casos de niños que nacen con deformaciones debido a la contaminación, así como casos de ceguera. Aunado a esto también está el caso de nuestros compañeros y compañeras del estado de Tlaxcala de la red “Jóvenes en defensa de los pueblos” que, como ellos mismos afirman debido a la industrialización y megaproyectos que han contaminado y devastado diversos sectores de la población de sus comunidades, como son las barrancas Tezotlalpa y Acuayecac, ubicadas en el municipio de Santa Ana Chiautempan, las cuales se han convertido en un canal de aguas residuales municipales y un vertedero clandestino de basura y cascajo de construcciones de centros de comida rápida. Mermando la convivencia entre pobladores y obstaculizando su capacidad de tener un desarrollo integral y una vida digna para las generaciones futuras.

VI.VIII.II. Caso de afectación a la salud a jóvenes y niñas y niños por la agroindustria

Como expusimos en el eje previo, con la entrada del TLCAN el retiro de apoyo económico al campo y la destrucción de la vida campesina se intensificó. A partir de la reforma al artículo 27 constitucional el Estado Mexicano dio todas las facilidades para que empresas de la agroindustria impusieran sin ninguna traba su propia dinámica de producción. El tipo de producción que ha impuesto el Estado mexicano, las empresas y los intermediarios, está basada en la exportación, donde los campesinos mexicanos se dedican a producir no para el consumo nacional sino para el consumo extranjero, es así que instituciones públicas que se dedicaban a la distribución de semillas y alimentos a nivel nacional, como la Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía (PRONASE), fueron desmanteladas. Esta producción dedicada a la exportación ha impuesto a los campesinos semillas híbridas que para crecer necesitan grandes cantidades de agrotóxicos. La utilización desmedida de plaguicidas está dañando gravemente la salud de los campesinos y en particular, por sus características anatómicas y fisiológicas, la salud de la juventud y niñez.

Tal es el caso del compañero Joel Velásquez proveniente del municipio de Cotaxtla, Veracruz, quien desde edad muy temprana empezó a laborar en el campo. Joel denuncia que la falta de recursos al campo es la principal causa de migración de la región así como el uso excesivo de agrotóxicos como son el carbofuran, el cual está comprobado que puede ser causa de insuficiencia renal. Es importante decir que Joel desde muy pequeño comenzó a fumigar los campos sin ninguna protección. Joel tiene principios de insuficiencia renal, en la actualidad debido a su padecimiento no puede estar en contacto con agrotóxicos ni puede seguir con su vida de manera normal debido a las afectaciones a la salud que le generaron éstos. El caso de nuestro compañero Joel es parte de la grave situación de destrucción de la salud que viven las y los niños jornaleros agrícolas en nuestro país, que se ven obligados a trabajar desde edades muy temprana debido a la pobreza económica que viven sus familias, generada por la política neoliberal que impera en México.

VI.VIII.III. Casos de jóvenes afectados por el estilo de vida que impulsa el TLCAN

La imposición del TLCAN generó la pérdida de la soberanía alimentaria así como el cambio del régimen alimenticio de la población mexicana. La entrada masiva de diversas cadenas, como son OXXO y tiendas de autoservicio transnacionales, así como la alimentación industrializada, impusieron un nuevo patrón de consumo alimentario basado en productos altamente industrializados y procesados, llenos de conservadores, antibióticos, hormonas, colorantes tóxicos, muchos de ellos contaminados con sustancias químicas sintéticas provenientes del petróleo, que se encuentran en los recipientes de plástico y donde son empaquetados. El futuro de las y los jóvenes y de las generaciones futuras, se encuentra en elevado riesgo, ya que estos plásticos contaminantes contienen sustancias Disruptoras Endócrinas (DE), que como se presentará a continuación, alteran el equilibrio de los sistemas hormonas y con ello el sistema reproductivo de las personas. Diversas investigaciones epidemiológicas y de biología molecular demuestran una relación directa entre el gran aumento en los últimos 50 años de los cánceres hormonales (mama, endometrio, ovario, próstata, testicular y tiroides) y la elevada exposición cotidiana de la población a los Disruptores Endócrinos.

Otras enfermedades que han aumentado en los últimos años es la obesidad y el sobrepeso y con ellas la presencia de enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes. Nuestra compañera Fernanda Tomasini que expone a continuación su caso fue operada de la vesícula por la presencia de cálculos biliares pues basaba su alimentación en este tipo de productos chatarras de bajo contenido nutricional, también presentó principios de diabetes por ingerir de manera desmedida Coca Cola. Fernanda forma parte de los millones de niños y jóvenes en México que padecen problemas de sobrepeso y obesidad, que a su vez favorece la aparición enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, dislipidemias, (el llamado síndrome metabólico), insuficiencia renal, enfermedades cardíacas.

Por otro lado los impactos a la salud por la alimentación industrializada no solo afecta a los niños y jóvenes que viven actualmente, sino a las generaciones futuras. Ejemplo de esto es el caso que presentarán los compañeros y compañeras de “Michoacán en Defensa de la Soberanía Alimentaria”, quienes nos explicarán como la lactancia materna ha sido sustituida por fórmulas lácteas producidas y distribuidas por trasnacionales de la alimentación como Nestlé. Es así que desde el vientre las nuevas generaciones de mexicanos son envenenadas con altas concentraciones de agrotóxicos, hormonas, antibióticos, conservadores y químicos, pues sus madres diariamente comen alimentos procesados llenos de venenos. La salud de los niños que aún amamantan también esta siendo afectada, porque aunque no comen los alimentos procesados y chatarras llenos de tóxicos, hormonas, etc. sus madres si lo hacen lo que lleva a contaminar su leche que les dan a sus hijos.

VI.IX Consecuencias para las generaciones futuras

Reconociendo que estamos en un estado de emergencia en materia de salud, imposible de disociarse de la descomposición general del país, de seguir bajo los esquemas sociales que han generado esta situación, las posibilidades de vida para las generaciones futuras se verán seriamente afectadas. Estamos en la antesala de un genocidio no sólo por el exterminio masivo de personas, sino porque las condiciones de vida se están deteriorando a un ritmo tan acelerado que la esperanza de vida para las futuras generaciones se puede ver reducida drásticamente, revirtiendo un proceso social que consiguió que la esperanza de vida aumentara en beneficio de la duración y el aumento de la calidad de vida de la gente (Por esto los crímenes contra la salud son crímenes de lesa humanidad). Lo que representa un severo daño a la humanidad resuelve para el libre comercio la inviabilidad que tiene ahora de brindar seguridad social y retiro digno a los trabajadores, que tenderán a morir en el mismo proceso de trabajo. Esto también traerá muchas ganancias a las empresas de salud y farmacéuticas que se verán enriquecidas debido a que el consumo de medicamentos será uno de los elementos más importantes de los medios de subsistencia para poder sostener la reproducción de la economía.

Además que el uso irresponsable de la ciencia y la tecnología puede llevar a escenarios incontrolables de brote de nuevas epidemias y pandemias que ponga en riesgo la vida humana.

De manera complementaria a este sombrío porvenir, de mano de la destrucción de la salud de la vida humana y reconociendo los daños a la salud, se originará por un modo de producción y consumo insostenible, un grave impacto al medio ambiente que llevará a la destrucción de las condiciones socioambientales mínimas que permiten la vida humana en el planeta.

Los saberes milenarios de medicina tradicional que han producido las comunidades originarias pero también las urbanas, rurales  para el bien común, serán destruidos por la imposición de los productos de las transnacionales farmacéuticas facilitada por el Estado mexicano. Lo que apunta a la pérdida del control sobre los recursos (pérdida de control territorial) por parte del pueblo mexicano.

Las posibilidades de soberanía y autonomía de los pueblos se verán canceladas por el dominio de las empresas que avanzan en controlar las condiciones materiales mínimas para la reproducción de la vida.

De continuar las condiciones de violencia y destrucción del tejido social, se puede presentar el predominio y la exacerbación de las enfermedades mentales y psicosomáticas, provocando la imposibilidad de convivencia social y a la desintegración de los presupuestos culturales que son productos de esa convivencia.

De continuar el patrón alimentario que nos han impuesto el Estado mexicano con la firma de tratados de libre comercio, la diversidad de granos y la gran riqueza cultural alimentaria desaparecerán.

De seguir dominando el patrón energético de las empresas petroleras y mineras, el desastre ambiental y el calentamiento del planeta aumentará de forma desproporcionada, desapareciendo las condiciones para que la vida pueda desarrollarse y seguir existiendo.

VI.X Agravios, derechos violentados y responsables

En primer lugar decimos que el principal responsable de la devastación ambiental que ha generado la destrucción de la salud y muerte de millones de personas es el Estado Mexicano, todos los gobernantes como Enrique Peña Nieto por permitir la entrada de las empresas neoliberales. Los responsables de esta crisis sanitaria son, las empresas de alimentos industrializados como son:

Empresa

Director, dueño o responsable

Grupo Bimbo

Lorenzo Servitje

Grupo Gamesa, S. de R.L de C.V

Roberto Martínez

Grupo Modelo

Ricardo Tadeu

Cervecería Moctezuma

Marc Busain

FEMSA

José Antonio Carbajal

Coca Cola FEMSA

José Antonio Fernández

Grupo Maseca, S.A de C.V

Juan González Moreno

Minsa S.A. de C. V.

José Cacho Riveiro

Nestlé

Marcelo Melchior

Kimberly Clark de México, S.A.B. de C.V

Claudio X. González Laporte

Bonafont y Danone

Paolo Picchil

Grupo industrial Lala

Eduardo Tricio Haro

Grupo Alpura

Victor Gavito Marco

Kelloggs en México

Claudia A Herrera Moro Juan

Responsabilizamos a las empresas acaparadoras de alimentos como Wall Mart, Soriana, COSTCO. A las de empresas productoras de carne: Industrias Bachoco, S.A.B. de C.V., Pilgrims Pride, M. Mann Gianni. Programas como Procampo porque imponen la siembra de semillas híbridas que dañan a la salud y el ambiente.

Responsabilizamos a Mecedes Juan López Secretaria de Salud principal impulsora de la iniciativa de reforma privatizadora al artículo cuarto de la Constitución Mexicana, al Secretario de Economía Ildefonso Guajardo Villarreal, a Rosario Robles Secretaría de SEDESOL encargada de distribuir despensas con alimentos industrializados de bajo valor nutricional. Programas como Procampo porque imponen la siembra de semillas híbridas que dañan a la salud y el ambiente.

Responsabilizamos a los medios de comunicación en particular a: Emilio Azcárraga de Televisa y Ricardo Salinas Pliego de TV Azteca por contribuir en la imposición de modelos de consumo que dañan a la salud.

Otro factor importante que ayuda a que siga esta alarmante situación es el ocultamiento de la información y obstaculización de investigaciones que estudien la crisis sanitaria actual para así dar soluciones. Los responsables son los científicos de diversas instituciones públicas y privadas, los médicos, etc. que fomentan la epidemiología mercenaria antes mencionada. También organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, entre otros son responsables porque fomentan el modelo neoliberal que el TLCAN agudizó y que es el origen de la actual crisis ambiental y de salud. Los jóvenes responsabilizamos al Estado mexicano de que haya permitido que transnacionales se apoderan del país y de ser cómplice de la pérdida de soberanía nacional que se traduce (entre otras cosas) en: mala salud, pérdida del campo y pésimo acceso a una buena alimentación.

Los responsables de la devastación ambiental son diversas empresas como: Pfizer, Suez, Halliburton, Monsanto, Exxon Mobil, Kraft Compañía Minera Fresnillo, Compañía Minera Nuevo Monte de Zimapán, Geotermoléctrica Los Azufres (Hidalgo, Michoacán), Arcelor Mital (Michoacán), Geotermoeléctrica Humeros en Chignautla en Puebla, Central Termoeléctrica José Aceves Pozos (Sinaloa), Sovay FluorMéxico (Chihuahua), Ideal Standard (Nuevo León), Empresas Ca Le de Tlaxcala, ADMBio Productos (Sonora), Minera Bismark (Chihuahua), Pemex-Petroquímica Morelos, Cobre de México (Distrito Federal), Prym Fashion México (Estado de México), PowerSonic (Baja California), Arteva Specialities (Querétaro), Acabados de Calidad Tecate, Aceites, Grasas y Derivados (Jalisco), Vivsil (Querétaro), Enerya (Nuevo León), Austin Bacis (Durango), Productos y Diseños de Mármol (Baja California), Forjas Spicer (Tlaxcala), Balatas Mexicanas (Tamauliaps), Pemex-Complejo Procesador de Gas Matapionche, Layne de México (Sonora), Constructoras OHL y TRADECO, Inmobiliarias Casas Geo y Ara, Sadasi, Caabsa Eagle SA de CV, Cementeras Cruz Azul, Tolteca-Cemex, Lafarge, Clarimex, Cargil, FUD, Teck Comico Ltd, Mineras Esperanza Silver de México,

VI.X.I Derechos violentados

Todos los responsables antes mencionados han violado el derecho a la salud establecido en el artículo 4° de la constitución mexicana. Como jóvenes, niños y niñas, generaciones futuras y población mexicana en general, se nos está violando el derecho a tener los medios que nos permitan prestar el servicio de salud bajo nuestra propia responsabilidad y control a nivel comunitario, como lo establece el artículo 25 del Convenio 169 de la OIT.

El Estado Mexicano ha violado nuestro derecho como pueblos a ser consultados respecto a las decisiones que se toman sobre qué proyectos e infraestructura debe construirse en el país. Lo anterior lo afirmamos con base en el artículo 6° del convenio 169 de la OIT en el que se establece el deber de los gobiernos de “consultar a los pueblos interesados mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente”.

Se ha violado el artículo 12 de la Declaración de Argel en el que se establece que “Todo pueblo tiene derecho a darse el sistema económico y social que elija y de buscar su propia vía de desarrollo económico con toda libertas y sin ninguna injerencia exterior”.

En materia alimentaria los responsables han violado nuestro derecho a subsistir, a tener una alimentación saludable y a la soberanía alimentaria. En ese sentido se han violado diversos Pactos, Convenciones y Declaraciones Internacionales. Diversos aspectos de nuestra realidad actual muestran que estamos viviendo una situación de guerra propiciada por el Estado mexicano contra el pueblo en particular contra nosotros los jóvenes, muestra de esta guerra es el incremento del número de muertos en los últimos años, tan sólo en los primeros 20 meses de la administración de Enrique Peña Nieto, se han registrado 57 899 muertes, mientras en el gobierno de Calderón la suma fue de 43 694 muertes para el mismo periodo.

Otra condición de guerra es la migración tanto por aspectos económicos, por la devastación ambiental por el despojo y por la violencia. Partiendo de la premisa de que hoy México vive una guerra, es importante decir que el Estado mexicano con respecto a la alimentación está violando la convención de Ginebra de 1949 y sus Protocolos Adicionales I y II de 1977, los cuales hablan que los Estados deben de priorizar el derecho a los alimentos en tiempos de guerra, como se mostró anteriormente el Estado mexicano no tienen ningún interés de propiciar una alimentación digna y sana para la población en general y en particular de las y los jóvenes, ejemplo de esto son las cifras antes citadas de los casos de niñas y niños y las y los jóvenes obesos y desnutridos.

Todos estos responsables han violado el Artículo 25 de la Declaración Universal de los derechos Humanos que dice “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado, que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, y en especial los servicios sociales necesarios.” Ya que los responsables en particular el Estado Mexicano le niega por medio de la imposición de la política y economía neoliberal a la gran mayoría de mexicanos sobre toda la juventud, las niñas y niños el acceso a un nivel de vida adecuado.

Es importante decir que el Estado Mexicano está cometiendo un crimen contra el pueblo mexicano y en especial contra la juventud al no firmar protocolos importantes que plantean temas relevantes en materia de salud y alimentación, ejemplo de esto es el Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PF-PIDESC), que el Gobierno Federal se negó a firmar. El PF-PIDESC es importante en materia de salud, su artículo 12 reconoce que toda persona tiene derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental. Impulsa medidas importantes en materia de salud como es; a) La reducción de la mortalidad infantil y el sano desarrollo de los niños; b) El mejoramiento en todos sus aspectos de la higiene del trabajo y del medio ambiente; c) La prevención y el tratamiento de las enfermedades epidémicas, endémicas, profesionales y de otra índole, y la lucha contra ellas; d) Las condiciones que aseguren a todos asistencia médica y servicios médicos en caso de enfermedad. También en materia alimentaria el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales establece el derecho a la alimentación como parte esencial del derecho a una vida digna, partiendo de dos presupuestos: la protección contra el hambre como un derecho mínimo esencial que no puede ser legalmente desconocido por ningún estado y el deber que tienen los Estados de garantizar la mejora continua de las condiciones nutricionales y alimentarias de las personas, en consonancia con los niveles de desarrollo de cada país.

El Estado mexicano viola el artículo XI de la Declaración americana de los derechos y deberes del hombre, al no cumplirlo. Este artículo dice “Toda persona tiene derecho a que su salud sea preservada por medidas sanitarias y relativas a la alimentación, el vestido, la vivienda y la asistencia médica, correspondientes al nivel que permitan los recursos públicos y los de la comunidad”.

En México se está violando el artículo 24 de la Convención de los Derechos del Niño, los responsables antes mencionados en principal el Estado mexicano le ha negado a millones de niños mexicanos el derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud y a servicios para el tratamiento de las enfermedades y la rehabilitación de la salud. Así como, no ha asegurado que ninguna y ningún niño sea privado de su derecho al disfrute de esos servicios sanitarios y no ha reducido la mortalidad infantil.

Se ha violado el derecho a un entorno limpio, libre de contaminantes. Se han violado los artículos 25 y 31 de Convención iberoamericana de derechos de las y los jóvenes, que hablan sobre el derecho a la salud y a un medio ambiente saludable.

Se ha violado el derecho a tener una vida digna, a un nivel de vida adecuado, que asegure la salud y el bienestar individual y colectivo, en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, y en especial los servicios de salud necesarios.

Por la situación de crisis alimentaria, ambiental y sanitaria que se ha generado en el país, se ha violado el artículo 4° de nuestra constitución ya que el Estado mexicano ha golpeado la soberanía alimentaria y a permitido la entrada de cadenas de tiendas de autoservicio que han cambiado el régimen de alimentación de los mexicanos, así como ha permitido el deterioro del ambiente por parte de la imposición de megaproyectos.

VI.XI Demandas, exigencias y reparaciones

Exigimos la cancelación de los Tratados de Libre Comercio que el gobierno mexicano ha firmado con otros países, porque son ilegítimos, a nosotros nadie nos preguntó si queríamos esos tratados que siempre han demostrado ser un perjuicio para los pobres y un beneficio para los ricos.

Exigimos la reconstrucción, desde las necesidades del pueblo, del Estado mexicano. Para así refundar un Gobierno y unas instituciones que no hagan caso omiso de la situación de desastre ambiental y de salud que vivimos actualmente. Un Estado que no priorice dentro de sus políticas económicas y sociales los intereses de las empresas nacionales y transnacionales de corte neoliberal, sino que responda y respete los intereses de las diversas comunidades de México, es decir que responda a los intereses de las mayorías.

Que se reconstruya a partir de la participación de los diversos sectores el sistema de salud público, que retroceda en todas las reformas privatizadoras de este sector.

Que someta a juicio político y judicial a todos los responsables del desmantelamiento de la salud y del sector salud, así como a los que han ocultado la información acerca de esta situación.

Que haga todo lo posible para reparar los daños en la salud y en el ambiente, para así en la medida de todas las posibilidades regresar a un equilibrio ecológico y un ambiente sano dejándonos como niñas y niños, y como juventud y generaciones venideras un futuro digno donde podamos desarrollarnos plenamente y así autodeterminarnos.

Exigimos un nuevo proyecto de nación que se construya a partir del pueblo mexicano, que considere a la salud de la población no sólo como la ausencia de enfermedades sino también como el estado de completo bienestar físico, mental y social que tiene un individuo, que fomente el desarrollo de una sana y equilibrada salud tanto individual como colectiva, que reivindique el derecho a la salud no sólo como un derecho abstracto y aislado sino como un derecho fundamental construido por las necesidades de las generaciones pasadas y las exigencias y necesidades sociales, culturales, políticas y económicas presentes, para así desde hoy construir un sistema de salud que salvaguarde a las generaciones presentes y a las generaciones que vienen.

1 Russel Mittermeier, y Cristina Goettsch. (1992). La importancia de la diversidad biológica de México. México: México ante los retos de la biodiversidad. Conabio. México

2 Redacción: Echeverría P, ( 2007) ”La privatización del ISSSTE, como la del IMSS, irreversible”,[En linea] Rebelión. Tomado del sitio web: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=49001 (consulta el 14 de octubre de 2014)

3 Encuestra Nacional de salud y nutricion 2012 “ Evidencia para la políticapública en salud” , http://ensanut.insp.mx/doctos/analiticos/CoberturaUniversal.pdf

4 Cámara de diputados, centro de estudios de finanzas públicas. (2004). Sistema de Pensiones (AFORES) en México, 1997-2003. Disponible en: http://www.cefp.gob.mx/intr/edocumentos/pdf/cefp/cefp0082004.pdf . (Consultado el 15 de octubre 2014)

5 UNFPA, INJUVE (2012). Políticas y programas para el desarrollo de la juventud. México, p 57

6 Registro Nacional de Casos de SIDA. (2014). “Vigilancia Epidemiológica de casos de VIH/SIDA en México”. México: Registro Nacional de Casos de SIDA, Disponible en: http://www.censida.salud.gob.mx/descargas/epidemiologia/RN_CIERRE_2013.pdf

7 Lilian América Albert. (2012) Niños jornaleros y exposición a plaguicidas. México: Foro Invisibilidad y conciencia: Migración interna de niñas y niños jornaleros agrícolas. Disponible en: http://www.uam.mx/cdi/foroinvisibilidad/conferencistas/liliaalbert.pdf

8 Birch JM, et al. (1988). “Improvements in survival from childhood cancer: results of a population based survey over 30 years”. Br Med J (Clin Res Ed). 296(6633). p. 1372-6

9 Tim Hume (2014). “Un aumento del 57 % de cáncer mundial augura un desastre humanitario “. CNN. Disponible en: http://mexico.cnn.com/salud/2014/02/04/unaumentodel-57-delcancermundialauguraundesastrehumanitario

10 Tim Hume (2014). “Un aumento del 57 % de cáncer mundial augura un desastre humanitario “. CNN. Disponible en: http://mexico.cnn.com/salud/2014/02/04/unaumentodel-57-delcancermundialauguraundesastrehumanitario

11Fajardo-Gutiérrez et al. (1999). “Epidemiología descriptiva de las neoplasias malignas en niños”. Rev Panam Salud Pública; 6:75-88.

12 Fajardo-Gutiérrez et al. (1999). “Epidemiología descriptiva de las neoplasias malignas en niños”. Rev Panam Salud Pública; 6:75-88.

13 Rosalía Servín Magaña (2014). “Alertan ante aumento de muertes por cáncer en México”. México. El financiero. Disponible en: http://www.elfinanciero.com.mx/sociedad/alertan-ante-aumento-de-muertes-por-cancer-en-mexico.html

14 Secretaria de Salud (2013). “Tercer informe sobre la situación de la sseguridad vial”. México. Disponible en: http://conapra.salud.gob.mx/Interior/Documentos/Observatorio/3erInforme_Ver_ImpresionWeb.pdf.

15Meriel Watss (2013). “Poisoning our future children and pesticides pesticide Action Netword Asia and the Pacific ( PANAD )” Disponible en: http://www.panap.net/sites/default/files/PoisoningOurFutureChildrenandPesticides.pdf.

16Margarita Gonzalvo (2010). “La Transición de la mortalidad en el siglo XX: el caso de Tarragona”. Universia. Disponible en: http://biblioteca.universia.net/html_bura/ficha/params/title/transicionmortalidadsigloxxcasotarragona/id/51156973.html

17 Patricia Muñoz Ríos (2013).“Niños laboran en condiciones de esclavitud en regiones carboníferas: ONG”. México: La Jornada, 12 de agosto. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2013/08/12/politica/015n1pol

18MIguel Mijangos Leal (2013).“Daños a la salud por minería a cielo abierto”. México: La Jornada del Campo, 20 de abril. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2013/04/20/camcaminos.html

19 Martínez Ángeles Cruz (2013).“ Contaminación del aire causa cáncer de pulmón: IARC”. México: La Jornada 13 de octubre Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2013/12/04/sociedad/041n3soc

20 Manu Ureste (2013). “México, 2 país de AL con más muertes por contaminación”. México: Animal político. Abril. Disponible en: http://www.animalpolitico.com/2013/04/mexico-2o-pais-de-al-con-mas-muertes-por-contaminacion-oms

21 Redacción. (2013) “40 mexicanos mueren cada día por enfermedades asociadas a la contaminación del aire, denuncian ONGs” México: Sin embargo, 15 de Octubre de 2014. Disponible en: http://www.sinembargo.mx/30-10-2013/800008

22 Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (2002) Primer diagnóstico nacional de salud ambiental y ocupacional. México: COFEPRIS, 2 de Octubre de 2014. Disponible en: file:///C:/Users/Ximena/Downloads/l31.pdf

23 Notimex, AFP, DPA y EFE (2013).“Mueren 1800 niños por el agua”. México: El exelsior,2 de Octubre de 2014. Disponible en: http://www.excelsior.com.mx/global/2013/03/23/890432.

24 Redacción. (2014) “ONU: Muere un niño cada 20 segundos por enfermedades causadas por agua contaminada” México: Docsalud, 2 de Octubre de 2014, Disponible en: http://www.docsalud.com/articulo/230/onumuereunni%C3%B1ocada-20-segundosporenfermedadescausadasporaguacontaminada.

25 Instituto Nacional Estadística y Geografía e Informática (2014) Sobreexplotación y contaminación. México: INEGI, 1 de Octubre de 2014. Disponible en:http://cuentame.inegi.org.mx/territorio/agua/sobreexplota.aspx?tema=T

26 Valerie Brown (2007) “Industry Issues: Putting the Heat on Gas”. EE.UU: National Institute of Environmental Health Sciences, 2 de Octubre. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1817691/

27 R María Valerio (2014) “Los peligros del fracking para la salud”. México: La Jornada Ecológica, 3 de Octubre de 2014. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2014/06/02/ecog.html

28 Ibidem.

29 Albert, Lilian América Niños jornaleros y exposición a plaguicidas. Foro: Invisibilidad y conciencia: Migración interna de niñas y niños jornaleros agrícolas en México. 26 y 27 de septiembre del 2002

30 Dicloro Difenil Tricloroetano

31 Alejandro Calvillo (2010). “Monopolios y comida chatarra”. México: .La jornada, 8 de Octubre. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2010/03/13/monopolios.html

32 Ibidem

33 Laura Carlsen (2012) “México muere de hambre con el TLC.”. México: El preiodista, 11 de Octubre . Disponible en: http://www.vocesdelperiodista.com.mx/index.php/component/content/article/2199?ed=73

34 Diagnóstico sobre la situación de la juventud en México. p. 39-40.

35 Juan Pablo Gutiérrez et al , (2012). Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012. Resultados Nacionales. México: Instituto Nacional de Salud Pública, 5 de Octubre de 2014. Disponible en: http://ensanut.insp.mx/informes/ENSANUT2012ResultadosNacionales.pdf

36 Ibidem.

37 Norberto Sotelo et al (2004). “Sobrepeso- obesidad, concentración elevada de colesterol y triglicéridos, su relación con riesgo coronario en adolescentes”. México: Bol Med Hosp Infant Mex. Vol. 61, septiembre- octubre. Herrera-Trujillo et al (2005)” Current Wheezing, Puberty, and Obesity Among Mexican Adolescent Females and Young Women2. EE.UU: Journal of Asthma, 42:705–709. Margie Balas Nakash et al Balas (2008) “Estudio piloto para la identificación de indicadores antropométricos asociados a marcadores de riesgo de síndrome metabólico en escolares mexicanos”. México: Bol Med Hosp Infant Mex, 1 de Octubre de2014. Disponible en: http://www.coa-nutricion.com/descargas/nutricion/SM_escolares_mexicanos.pdf Catalina Lomelí et al. (2008). “Hipertensión arterial sistémica en el niño y adolescente”. México: Scielo, 2 de Octubre de 2014. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-99402008000600004

38 Secretaria de Salud Pública (2013). Tercer informe sobre la situación de la seguridad vial. México: SSP, 8 de Octubre de 2014. Disponible en: http://conapra.salud.gob.mx/Interior/Documentos/Observatorio/3erInforme_Ver_ImpresionWeb.pdf

39 Guilherme Borges et al (1996). “Epidemiología del suicidio en México de 1970 a 1994” México: Instituto Nacional de Salud Pública, 8 de Octubre 2014. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=10638306

40 Guilherme Borges et al.” Suicidio y conductas suicidas en México: retrospectiva y situación actual”. México: Salud Pública de México. Disponible en: http://bvs.insp.mx/rsp/articulos/articulo.php?id=002486

41Redacción (2013) “Cada 24 horas se suicidan en México 16 jóvenes; en tres décadas se cuadruplica el número de casos” México: Sin embargo, 6 de Octubre de 2014. Disponible en: http://www.sinembargo.mx/08-09-2013/746360

42 Redacción (2013) “Cada 24 horas se suicidan en México 16 jóvenes; en tres décadas se cuadruplica el número de casos”. México: Sin embargo, 5 de Octubre de 2014. Disponible en: http://www.sinembargo.mx/08-09-2013/746360

43 Redacción (2013). “Depresión y esquizofrenia, principales enfermedades de muerte prematura”. México: Cambio de Michoacán,7 de octubre de 2014. Disponible en: http://www.cambiodemichoacan.com.mx/nota-192526.

44 Redacción. “Epidemiología de los transtornos mentales en America Latina y el Caribe” [En línea]. Tomado del sitio web: http://iris.paho.org/xmlui/bitstream/handle/123456789/740/9789275316320.pdf?sequence

45 Redacción, op.cit.

46 Laura Poy Laura (2010). “En riesgo de padecer alguna enfermedad mental, 50% de niños y jóvenes mexicanos”. México: Lajornada, 16 de Octubre de 2014. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2010/04/19/sociedad/047n1soc

47 Mario Luis Fuentes. (2013) “Jóvenes, adicciones y violencia” México: México social, 17 de Octubre de 2014. Disponible en: http://mexicosocial.org/index.php/mexicosocialenexcelsior/item/432-jovenesadiccionesyviolencia (Consulta 14 octubre 2014)

48 Ibidem

49 Proal Juan Pablo op.cit.

50 Laura Gómez Flores (2013) “Alcoholismo en jóvenes es la cuarta causa de mortalidad en México con 8.4%: Ssa” México: El proceso, 18 de Octubre de 2014. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2013/11/26/alcoholismoenjoveneseslacuartacausademortalidadenmexicocon-8-4-ssa-2645.html.

51 CONAPRA (2013). “Tercer Informe sobre la situación de la seguridad vial, México p.1

52 UNIÓN (2013) “5 peligros de muerte para los jóvenes en México”. México: Unión Jalisco, 19 de Octubre de 2014. Disponible en: http://www.unionjalisco.mx/articulo/2013/06/29/seguridad/5-peligrosdemuerteparalosjovenesenmexico (Consulta 14 de octubre de 2014)

53 Octavio Gómez (2014) “Comité de la ONU recomienda al gobierno mexicano no donar al Teletón”. México: El proceso, 17 de Octubre de 2014. Disponible en: http://www.proceso.com.mx/?p=383931

54 Consejo de Seguridad Nacional Presidencia de la república. (2014) “Programa para la Seguridad Nacional 2014-2018. Una política multidimensional para México en el siglo XXI”, p.89

55 Eger, H. et al. 2004. The Influence of Being Physically Near to a Cell Phone Transmission Mast on the Incidence of Cancer. Umwelt Medizin Gesellschaft 17,4. as: ‘Einfluss der räunlichen Nähe von Mobilfunksendeanlagen auf die Krebsinzidenz’