Ética y militancia

A continuación compartimos algunas reflexiones colectivas con las que elaboramos nuestro documento sobre fundamentos éticos en la militancia:

En un contexto de violencia y recrudecimiento del terrorismo Estado en contra de la población, pero también de la expresión de este ataque y del momento general del sistema que se manifiesta como descomposición social y que ataca incluso a quienes pretenden combatirlo. Planteamos la necesidad de hablar, reflexionar, escribir y volver a discutir cuáles serían los fundamentos éticos de nuestro actuar para no descomponernos, para no traicionar el trabajo que habíamos desarrollado hasta este momento y que incluía no sólo las aportaciones individuales o colectivas de quienes integramos JEN, sino de todo el conjunto que nos rodea, de quienes ya no están y de todas y todos los que diariamente resisten a la destrucción de la vida. Lo hicimos también para tener claro, una vez más, contra qué y contra quiénes peleamos, para no atacar a nuestros iguales, para no desgastarnos ni concentrar nuestras energías en contra de quienes diferimos políticamente o contra quienes nuestra forma de enfrentar la lucha -aunque ellos también luchan- les resulta problemático, incómodo.

Son fundamentos porque apenas son el suelo sobre el que levantamos lo que somos. Son lo que funda nuestro actuar, lo que subyace a nuestras actividades pero sobre todo lo que se define como las raíces de nuestro proyecto. Y porque hablamos de raíces reconocemos que no son ideas originales, salidas de nuestra genialidad, sino que son sobre todo nuestra identificación con quienes nos anteceden como pueblos que han resistido y luchado por la emancipación humana. Retomamos sus palabras, sueños, pequeñas victorias y derrotas, las hacemos nuestras y las ponemos en común para que otros las hagan suyas también y las enriquezcan. Apenas son el suelo, el piso y por eso son tan importantes, porque sin su firmeza, su flexibilidad y maleabilidad lo que edificamos podrá ser destruido. Y lo que necesitamos es algo fuerte, que sin ser un dogma se haga indestructible por las fortalezas y la radicalidad con la que es sembrado.

SONY DSC

Hablamos de que son éticos porque frente al relativismo que como falsa libertad justifica las formas de vida dominantes revistiéndolas de pluralidad, quienes planteamos cómo una cuestión fundamental de nuestras vidas transformar la sociedad e ir más allá de lo que parece cómo única realidad y posibilidad, afirmamos la vida contra la muerte, comprendemos la ética como una definición permanente, entendida como una posición histórica del lado de los oprimidos, dominados y explotados en su búsqueda por la liberación del género humano y no para invertir o transitar a nuevas formas de opresión, dominación o explotación. Necesitamos de una ética, de una actitud que nos sirva como brújula en nuestras vidas. Hablamos de ética cuando referimos a la relación de nuestros principios motores con las finalidades de nuestro actuar.

Y son de militancia porque la difícil situación que vivimos requiere definir una actitud frente a la vida que trasciende lo individual sin negarlo, que llama a plantear una finalidad consciente. Creemos que la militancia debe de transformar no sólo la realidad del mundo que nos rodea, sino la conformación interna de cada una de nuestras personas. Militar es para nosotros entregarse para poder ser y pertenecer libremente a un proyecto de transformación de la sociedad. Aunque no lo sintamos, seguimos replicando muchas formas del sistema al cual buscamos afrontar y cambiar, nuestro andar nos debe transformar como personas y comunidades.

Ahora surge la necesidad de plantearnos las maneras en las que creemos que nuestra militancia tendrá una identidad que nos dé fuerza en el conjunto y que nos ayude a ser congruentes con el mundo que buscamos conformar.

Una ética debe guiar nuestra actuación política práctica, misma que debe ser resultado de un proceso en función de lo real. Evitemos juzgar desde los ámbitos de la moralidad capitalista nuestros actos, pero tampoco permitamos cualquier tipo de actos que nos afecten como colectivo, ya sean porque lo hacen de manera directa o porque afectan de manera individual a uno de nosotros.

6tocamp_2

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter